Psicólogos de personas mayores en Barcelona

Según la OMS (2013): “La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

Hay que destacar la importancia del bienestar como salud, teniendo en cuenta que la salud no es únicamente la ausencia de enfermedad.

La psicología, por lo tanto, no sólo se encarga de la prevención de enfermedades, sino también de la promoción de la salud, tanto mental como física y social, pues no hay que olvidar que el estado físico y social está directamente relacionados con nuestra salud mental.

La labor del psicólogo es mejorar el bienestar de las personas mediante el estudio de la conducta de éstas y el uso de unas herramientas que le permiten realizar una evaluación e intervención que se adapte a cada paciente.

Coste desde 35 €/sesión

La primera visita es gratuita

Psicología geriátrica en Barcelona

¿Cómo trabajamos?

 

Teniendo en cuenta todo lo anterior, primero nuestro servicio de psicología llevará a cabo una entrevista clínica que consiste en la formulación de una serie de preguntas al paciente que permitirá al psicólogo obtener la información necesaria para una primera valoración de las dificultades que le expone el paciente. En este primer contacto, el paciente también puede valorar la atención proporcionada por el psicólogo.

Después de esta primera entrevista, se pasará por tres fases: la evaluación, la intervención y el seguimiento. Gracias a la entrevista, estás tres fases se adaptarán al paciente y a su problemática, no siendo nunca iguales la terapia de los diferentes pacientes, es decir, promoviendo la individualización del proceso terapéutico. Asimismo, hay que dar importancia a que durante estas fases, psicólogo y paciente trabajarán de forma conjunta, no pudiendo existir una buena atención sin una de las dos partes.

La evaluación se realizará a través de los cuestionarios y test que sean necesarios según el paciente, sin olvidar que la evaluación será continua a lo largo de todo el proceso terapéutico pudiéndose llevar a cabo la realización de autorregistros y otros instrumentos que puedan ser útiles para la posterior intervención.

Con ayuda de todo lo obtenido en la fase anterior y adaptándose a ello, se pasará a la segunda fase: la intervención, que consistirá en las técnicas que el psicólogo crea conveniente aplicar para ayudar al paciente en la mejora de su salud.

Finalmente, se ofrecerán sesiones de seguimiento una vez terminada la terapia, para poder ver la evolución del paciente a lo largo del tiempo y poder ayudarle en sus dificultades en caso de que aparezcan.

¿A qué y a quién nos dirigimos?

_Nuestra atención psicológica va dirigida, principalmente, a población adulta y población geriátrica, incidiendo en problemas de:

  • Estado de ánimo:

Nuestro estado de ánimo varia a lo largo del tiempo e incluso a lo largo del día, pero cuando estar muy contento o muy triste interfiere en nuestra vida diaria y nos causa dificultades y malestar hay que prestar especial atención y, posiblemente, pedir ayuda a un profesional.

  • Ansiedad:

Opresión en el pecho, dificultades para respirar, sudoración, palpitaciones, pensamientos desagradables e incontrolables… son algunas de las sensaciones que podemos sentir cuando sufrimos ansiedad. Si esto ocurre muy a menudo o en situaciones concretas, puede hacernos evitar estas situaciones o sentir miedo. Hay muchas técnicas que un psicólogo te puede proporcionar para que la controles.

  • Estrés:

Nuestro día a día puede llegar a ser muy estresante, a veces sentimos que ya no podemos más, que el tiempo pasa muy rápido y tenemos muchas cosas que hacer; otras veces algo inesperado hace que nos cueste adaptarnos a una nueva situación. El estrés puede ser bueno en una dosis pequeña, pues nos ayuda a activarnos, ser más rápidos, pero si existe como algo continuo, se convierte en algo totalmente negativo y puede derivar en problemas.

 

  • Sueño:

A veces nos olvidamos de la importancia de dormir bien, cuando dormimos nos regeneramos y cuando este sueño no tiene una buena calidad nos repercute en nuestro día a día haciendo que no rindamos como deberíamos y que podamos sentirnos somnolientos. ¿Duermes mucho? ¿duermes poco? ¿tienes la sensación de que no duermes?, unas simples pautas te pueden ayudar.

  • Demencia:

La demencia es una de las patologías más prevalentes en nuestros mayores, existiendo diferentes tipos. Estar atentos a la pérdida de memoria, atención, concentración e incluso cambios de comportamiento puede ayudarnos a detectar a tiempo una posible demencia. Concretamente, en demencia se llevará a cabo una evaluación neuropsicológica e intervenciones basadas en la estimulación cognitiva.

De esta manera, esperamos y buscamos cubrir gran parte de las necesidades de las personas que requieran de nuestro servicio de psicología.

¿Necesitas ayuda profesional?

Nuestro equipo multidisciplinar ofrece los mejores cuidados integrales e individualizados a la persona dependiente, familia y/o entorno, orientados a aumentar el bienestar y la autonomía de nuestros clientes.
93-026-73-81 / 675-514-112

WhatsApp Escríbenos un Whatsapp